HOLA, OLA Breve microrrelato 001

Ingresan al mar, se sienten preparadas. El traje es lo de menos. Frente a frente se toman de las manos, soldándose. De pronto aparece la voluminosa criatura, las engulle. Mágicamente emergen. El regocijo es efímero. El acto es imperecedero. Están en Pimentel.
JGil 01/06/2017

RETRATOS DE MI TIERRA, LAMBAYEQUE SIGLO XXI





PRESENTACIÓN

Juan Antonio Gil Salvatierra es un profesional de la fotografía, que ha plasmado en más de 20 años de dedicación a la misma, retratos vivos de la tierra lambayecana, en un sinfín de facetas y circunstancias de vivencias de su gente, enmarcados en íntimos bosquejos de paisajes y rincones citadinos, de belleza grácil y reminiscencias apacibles.

Los años dedicados a la fotografía de prensa han hecho que cada registro fotográfico del maestro Juan Gil explore mensajes claros y pletóricos de una magistral técnica, sólo encontrada en los grandes de este arte contemporáneo. Como docente universitario de cátedras y profesor de talleres de fotografía, ha logrado convertir este arte en pasión para todos los que por primera vez exploran los retos que demanda la fotografía. Actualmente es presidente de la Asociación de profesionales dedicados a la fotografía ART FOCUS.

Esta exposición fotográfica denominada “Retratos de mi tierra”, Lambayeque siglo XXI, tiene como objetivo, rendir un homenaje, a la tierra viva de Lambayeque, a su gente, sus costumbres y tradiciones. Las fotografías expuestas, agotan un recorrido multifacético y entrañable, propios de una sociedad con una cultura rica y viva a la vez. Sean todos bienvenidos a esta bella exposición. 
Presentación por parte del historiador Augusto Miñán. 

Segundo Guevara, el llantero del cruce de Cayaltí.

 
La fotografía es el mejor medio que tenemos para mantener un registro visual de la vida cotidiana. Estoy seguro que al fotografiar lo que ocurre o se me cruza cada día obtendré un conjunto fascinante de imágenes para mirar en los años venideros.










Rofuz y su arte urbano.















A Rofuz le bastan poco más de 20 minutos para crear arte, sus trabajos son realizados en plena acera del pasaje Woyke, en la ciudad de Chiclayo. El público que transita por esta zona se detiene a contemplar con asombro, cómo este artista, utilizando precarias herramientas y una cuidadosa llamarada de fuego, logra graficar hermosos paisajes sobre una cartulina blanca. Lamentablemente, la falta de un lugar adecuado para exhibir y vender sus obras, le obliga a realizar un sorteo, en el cual cada ticket tiene un valor de un nuevo sol; por si fuera poco, logra enganchar con el público ofertando sus boletos a quienes le respondan sus preguntas sobre obras de arte y artistas del ámbito nacional e internacional. Pocos son los que le apoyan. ¡Suerte para la próxima Rofuz!